TERMOGRAFÍA EN INSTALACIONES MECÁNICAS

En el ámbito industrial, las inspecciones mecánicas más frecuentes se aplican a la maquinaria de producción. Las temperaturas superficiales pueden ser el resultado de averías internas en los mismos. El calor excesivo se puede generar, por ejemplo, por la fricción en los cojinetes de un motor debido al desgaste, desalineamiento o lubricación inadecuada. Al igual que las inspecciones en sistemas eléctricos, es indispensable que las superficies a analizar estén en funcionamiento y accesibles al operador termográfico. Por motivos de seguridad, en ocasiones es imposible acceder desde todos los ángulos a estos equipos debido a protecciones u otros impedimentos.

La interpretación de resultados en sistemas mecánicos se debe basar en la comparación entre los componentes que funcionan en condiciones similares bajo cargas similares o por análisis de tendencia.

En cuanto a las aplicaciones de la termografía infrarroja de sistemas mecánicos, encontramos:

check  Componentes de transmisión y movimientos giratorios: Cojinetes, rodamientos, ejes, engranajes, correas de transmisión, cadena de rodillos, cintas transportadoras y sus ejes, bases giratorias en líneas de producción, piezas giratorias, etc.

check  Maquinaria: Motores y generadores, bombas, compresores, ventiladores, robots, etc. Los motores eléctricos, por su amplio margen de utilización y su gran importancia de aplicación en la industria, son los elementos más inspeccionados.