Los hornos industriales de secado y polimerizado, utilizados generalmente en el área de pintura, deben someterse periódicamente a una limpieza general en su interior, ya que el polvo y disolventes generados en el proceso se quedan incrustados en las paredes y orificios de la isntalación. Esto puede generar un gran contratiempo si el material a tratar es contaminado por estos residuos.

La limpieza criogénica no sólo es eficaz, sino que reduce drásticamente los tiempos de ejecución de la limpieza, y con ello los tiempos de parada en la producción. Al tratarse de hielo seco, no se añade ningún químico ni ningún material abrasivo. Es un sistema totalmente en seco. Con personal experto en la materia, el rendimiento de limpieza es extraordinario. En el vídeo se puede obervar como se elimina las capas de 3 y 4 mm de grosor de contaminante incrustado requemado. Sin lugar a dudas, es otra de las buenas aplicaciones de esta técnica.